El educador social ante la actual crisis mundial

La educación debe representar un papel fundamental en la actual crisis mundial. Tenemos que investigar cómo ha llegado a producirse la crisis y así comprenderemos la clase de educación que necesitamos.

A primera vista uno puede comprender cómo se ha producido este caos, esta degradación. El origen está en los falsos valores y en la dependencia de la autoridad, de los dirigentes, ya sea en la vida diaria, en la pequeña escuela o en la gran universidad. En cuanto uno depende de otra persona, ya no depende de sí mismo; y cuando uno no depende de sí mismo, tiene que ser un conformista, y el conformismo con el tiempo desemboca en la dictadura de los estados totalitarios.

La figura del educador social no debe limitarse a implantar ciertos ideales y a transmitir mera información, sino que debe ayudar a crear una sociedad madura y capaz de enfrentarse a los problemas.
La educación no puede limitarse a impartir conocimientos y perfeccionar habilidades con vistas a una integración en el mercado laboral o en el orden social, sino que debe asumir plena responsabilidad respecto a la realidad interior de la persona, pues esta realidad constituye el factor determinante de la dinámica de nuestras relaciones, las cuales son la esencia de la sociedad.

Por consiguiente, el enfoque del educador social, propone ante todo, liberar al ser humano de los factores de división y conflicto, cuyo origen fundamental es el movimiento egocéntrico del pensamiento.

Mari Carmen Delicado
Educadora Social

Leave a Reply

Your e-mail will not be published.


*