¿Escasea el trabajo? ….

 ¿Escasea el trabajo? o ¿escasea el trabajo remunerado?

“La culpa es del parado”. Visto desde la perspectiva para los que piensan que los parados son parásitos de la sociedad, vagos, afortunados algunos por no trabajar y recibir subsidio, y de que la persona que realmente quiere trabajar siempre encontrará empleo. ¿Es esto cierto? ¿Por qué siempre recae la etiqueta negativa sobre el más desfavorecido?

El parado lucha por conservar el amor propio de su situación a esto se añade la carga de la visión que comentaba antes “son unos vagos pues reciben dinero a cambio de no hacer nada”. El que no recibe subsidio, no lo necesita. El parado “no puede” exigir sus derechos “subsidio” y si no se queja se traduce en que no quiere trabajar.

Hablemos de personas adultas, con cargas familiares, mujeres que se han visto forzadas a dejar de lado su vida laboral para criar a sus hijos o a cuidar de sus mayores.

Hablemos de hombres que han trabajado duro desde niños y ahora “no sirven” porque no están cualificados y porque su cuerpo está castigado por ese trabajo duro, pero no lo suficiente para estar retirado con una pensión de la seguridad social.

Hablemos de los jóvenes, bien preparados y cualificados, que también luchan por algo que no olvidemos, que es un derecho y un deber humano “poder sustentarse con su trabajo”.
Podríamos seguir hablando de inmigrantes… discapacitados…

Esta visión demuestra la escasa comprensión de las condiciones político-económicas que hacen siempre de las personas en riesgo de exclusión y de las clases más pobres una condición inevitable. Se sabe de antemano los parados que habrá en las listas para los próximos años.
Al que le toque esta situación, ¿qué se espera de él/ella?

Visto desde que la culpa es del sistema, el desempleo es un problema estructural causa de la mecanización, la sobreexplotación y la especialización. Hay que reinventar nuevos puestos de trabajo, servicios, ocio, está claro que trabajo hay, lo que no está muy claro es de que sea remunerado, que se lo pregunten a los voluntarios y a las instituciones que los demandan.

¿Tenemos que realmente adaptarnos al empleo? ¿Por qué no adaptamos el empleo a las personas? Quizá este en ello la solución, ahora que se habla tanto de reformas laborales…
¿Por qué la responsabilidad de encontrar empleo recae sobre el individuo y no sobre el estado?

“La culpa no la tiene el individuo en paro. Si este estudio se sistematizara en un enunciado sencillo y claro, sería que es el desempleo en sí el que provoca una conducta en el parado que hace que la gente culpe del desempleo al individuo, pero no a la inversa: que la causa del desempleo es una actitud especial o un defecto personal” (Wadel,1973:127).

Nieves Juan Masiá
Educadora social

Leave a Reply

Your e-mail will not be published.


*